27 de mayo de 2010

THE FUCK OFF PROJECT | DANIEL RUANOVA

Hace unos días se inauguró la primera intervención en sitio que se ha desplantado sobre la plataforma exterior del ya no tan nuevo edificio del CECUT, el llamado ‘Cubo’. A mediados de mayo 2010, Daniel Ruanova, artista contemporáneo tijuanense de reconocida trayectoria en México y en el extranjero, terminaba de construir la última de las mutaciones del “The FUCK OFF Project”. (Versiones anteriores expuestas durante el 2009 en Monterrey, México; San Diego CA; Beijing, China.)


Sede de la discordia desde el cambio de administración a fines del 2009, sobre nuevas y viejas áreas y proyectos del que sigue siendo el espacio expositivo mejor equipado de Tijuana, se tiende aún una nube de desconfianza y recelo. La sociedad artística y cultural tijuanense se dividió en facciones a raíz de los sucesos del ‘mundo pequeño’ –desafortunada declaración del actual director del CECUT que daría nombre y origen al núcleo de resistencia socio-cultural más activo.

Si ahogado el niño se debiera tapar el pozo o no, la realidad es que los focos de resistencia encendidos ante la imposición del nuevo equipo directivo del CECUT irremediablemente se han mermado, quedando entre los más acérrimos, el acto de ausencia como única y última carta por jugar. Otros han decidido seguir trabajando con lo que se tiene, con lo que hay, concesionando acaso las oportunidades pero no la calidad de la propuesta ni el compromiso con la comunidad para seguir creando olas sobre un suelo que, en realidad, nunca ha sido plano.


Así, con determinada inteligencia la pieza escultórica de intervención en sitio de Daniel Ruanova recibe tanto como atiza el cuerpo y ánimo del visitante sobre el ‘deck’ que abre la esquina del edificio del Cubo hacia una de las avenidas más transitadas de la ciudad. Constituida a partir de un solo material —canal metálico— la pieza de Ruanova fue creciendo poco a poco entre dobleces, uniones y recortes. Siguiendo un orden de crecimiento no premeditado sino en el sentido de la necesidad y urgencia orgánica que iba dictando el sitio y el cuerpo del artista en relación, la obra fue elevando sus ‘astas’ hacia delante buscando construirse por dentro, veladamente, en una especie de capullo protector.


Las consecuencias que conduce quien busca protegerse’ sería la manera más sencilla de entender la simbología operativa de su pieza. Pues aun cuando el único espacio que resulta ‘habitable’ detrás de los muchos brazos amenazantes como largas espinas semeja ser un lugar de resguardo y salvamento, es la sola dimensión que ocupa el área ‘segura’ de la escultura respecto al entorno ‘inseguro’ que genera lo que da cuenta con efectiva economía la intención de la pieza. Muchas veces es tan expansivo y dañino el radio exponencial que gesta un gesto protector en el entorno social que las condiciones de rechazo, inseguridad y desajuste que emanan de ello resultan tanto más insidiosas e irreversibles, que la proporción de seguridad/inseguridad conseguida al final de la ecuación devienen en el absurdo. La balanza termina por reventarse y la intención —por completo revertida— de aquél que buscaba solamente protegerse, termina por convertir su resguardo en un ataque abierto e irrefrenable cuya violencia exponencial supone continuidad.


La historia ha comprobado que la violencia nunca atrae a su contrario, en su lugar, muta y se adapta infiltrando todo terreno. Y sin embargo, la estética de pulcritud que convoca el material elegido por el artista para su órgano espinado logra conferir, al final de la batalla ganada o perdida, una estancia de estético reposo. Una vez que el cuerpo del visitante aprende a interactuar con la obra y encuentra esos espacios nobles al tránsito entorno, The FUCK OFF Project sucede en un tono distinto. Afirmando una especie de minimalismo que ‘a la mala’ ha tenido que asumir su urgencia defensiva, la pieza de Ruanova se sostiene como si fuera un diálogo interno que de pronto se ha dejado gritar en seco sobre una esquina. Lo que soy, lo que tengo, lo que defiendo y lo que pierdo en el intento es lo que hay.

marcela quiroz

tijuana bc, mayo 2010
imágenes del proceso de instalación: m.quiroz

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada